lunes, 5 de octubre de 2009

La razón de la sequía


Tengo las energías concentradas en otra cosa, y resulta que no me da para más. En algún momento volveré a escribir, cuando me haya acostumbrado a tener una casa de pueblo y deje de sorprenderme de que sea mía, supongo. Mientras trato de disfrutar todo lo que puedo.

4 comentarios:

anta dijo...

Qué casa preciosa! y ese montón de leña. ¡Qué envidia, madre mía!
Vuelve pronto. Te esperamos.
Besos.
Esperanza.

susana dijo...

Gracias por tus palabras Esperanza!!

Un beso
Susana

anaiv dijo...

Que bonita Susana!!!
Disfrutala mucho!!
Beso grande grande a Carmen y otro para ustedes

Angeles-Argentina

PD vi una foto de ella y esta wapisima!

sonsoles dijo...

Te perdonamos la ausencia... disfruta de esa casa con tu familia que te la mereces!!